Escuela de Yoga y Meditación

El ásana

Bienvenid@ a nuestra página. En ella, queremos acercarte de forma sencilla y sintética cual es la esencia y las raíces de nuestra enseñanza, la labor que desarrollamos a través de la Escuela de Oviedo y un número importante de profesores formados en la Escuela Sanatana Dharma que imparten clases por casi todo el territorio astur desde el año 1982.

En este BLOG queremos ir compartiendo pequeñas PERLAS que os sirvan de ayuda para estimular, perfeccionar y enriquecer vuestra práctica.

Vamos a abrir aquí un capítulo dedicado al ÁSANA que constará de varias entregas. En esta primera entrega os aportamos: una breve explicación de lo que son los ásanas o posturas de yoga, un breve audio de nuestro Maestro Madhavacharya extraído de una de las clases de formación de profesores y un esquema que os servirá de guía tanto para la elaboración del ásana, como para las próximas entregas referidas a este tema. 

A lo largo de los próximos meses, iremos haciendo entregas de pequeños audios y recursos que irán describiendo, la actitud y los pasos para la construcción y vivencia de los ásanas.

Ásanas ( Posturas de Yoga)

  • Ásana es el término yóguico para denominar a las posturas con las que trabajamos en las clases de yoga.
  • El aspecto más importante del Ásana es DARNOS CUENTA, desarrollar la CONCIENCIA, empezando por el CUERPO FÍSICO.
  • Su finalidad no es convertirnos en faquires o acróbatas.
  • Buscamos:
    • Comprenderlo.
    • Desarrollarlo.
    • Cuidarlo.
    • Satisfacer sus necesidades: respirar, estirarse, comprimirse, expandirse, movilizarse, inmovilizarse, flexibilizarse, fortalecerse, relajarse, tonificarse, afirmarse y expresarse (Danilo Hernández «Claves del Yoga»).
  • Integramos la personalidad (lo físico, lo emocional y lo mental). Todos los aspectos que nos conforman se ponen en disposición del AQUÍ y AHORA.
  • Una sesión de ÁSANAS comprende:
  • a) Calentamiento: Saludo al Sol, Saludo a la Luna o cualquier otra variante.
  • b) Toma de conciencia:
    • a.- de contacto cutáneo (piel, ropa).
    • b.- de los músculos (estirados, relajados).
    • c.- de la respiración.
    • d.- de un órgano profundo (corazón).
  • c) Serie de Ásanas intercaladas con entre-ásanas (la montaña, el embrión, etc.)
  • d) Una relajación final. Soltando toda la muscuatura durante al menos 10 minutos.

Entre-ásanas:

  • relajamos toda la musculatura unos segundos.
  • recorremos conscientemente todo el cuerpo y sobre todo las zonas que acabamos de trabajar, integrando sus efectos.
  • hacemos a nuestro cuerpo físico permeable a la energía y estimulamos la circulación sanguínea, relajándonos lo más posible.

 

Normas para la correcta realizacion de los Ásanas:

  •  Haber acabado la digestión.
  • Si es posible, evacuar vejiga e intestinos.
  • Quitarse los objetos metálicos.
  • Ducharse antes de la sesión o esperar al menos ½ hora después de haberla acabado.
  • Utilizar ropa cómoda a ser posible de algodón.
  • Adaptar la práctica a las posibilidades personales (en cuanto a forma y tiempo de permanencia).
  • Descubrir cada postura con nuestro cuerpo, nuestro esqueleto, nuestros ligamentos, nuestros músculos, nuestra respiración y nuestra mente a través de la atención consciente.
  • Las mujeres, durante la menstruación practicar con precaución sobre todo las POSTURAS INVERTIDAS.
  • No forzar. Vigilar nuestra ACTITUD constantemente, evitando el espíritu competitivo (con nosotros mismos y con los demás).
  • Si una postura produce molestias la descartamos por algún tiempo o directamente no la hacemos. Si estamos incómodos, deshacemos volviendo a la posición neutra.
  • Evitar hacer los ejercicios MECANICAMENTE o con la MENTE AUSENTE. Es una de las trampas más poderosas que acechan a los VETERANOS.
  • Las técnicas de Yoga no se repiten, se hacen de nuevo (AQUÍ, AHORA, TAL COMO ESTAMOS). La forma puede ser la misma, la experiencia siempre es nueva e irrepetible.
  • Respetar las entre-ásanas. Durante ese intermedio, recorremos el cuerpo mentalmente (toma de conciencia).
  • Después de movilizar el cuerpo en una dirección lo hacemos en la opuesta.
  • Es FUNDAMENTAL la ACTITUD de PACIENCIA, CONSTANCIA y DISFRUTAR de cada práctica.
  • Terminar siempre la sesión con una relajación completa.

El ásana es una danza cósmica. Madhava (8 mayo 2021)

Fragmento de la clase, de la Ciencia del Sendero en el curso de profesores impartida por Madhava el 8 de mayo de 2021

…. porque la salud es la armonía del funcionamiento de todas las partes del cuerpo. Entonces lo que tenemos que construir es armonía, y, ¿Cómo consigo la armonía?, mediante las técnicas. Cuando hacéis ásanas estáis «danzando», es una danza cósmica, con el ritmo cósmico. Por eso, es importante que los movimientos en los ásanas se hagan siempre siguiendo la respiración, y no la respiración al movimiento, porque la respiración es lo que va a dar el ritmo. La respiración es el ritmo, el ritmo de la vida.

La tierra también respira; al igual que los seres vivos, los planetas, el sistema solar, todas las galaxias y todo el universo también respiran. ¿Cómo establecemos el ritmo de nuestro cuerpo de acuerdo con el ritmo de la tierra, del Sol, del sistema solar? A través de la respiración. Así todos los movimientos van al ritmo de la respiración. El ritmo de la respiración, de esta manera, se codifica con el ritmo de la respiración planetaria, solar, universal … y, poquito a poco, si haces así, cuando terminas las prácticas de ásanas estás flotando, esa es la sensación.

 

Los ásanas tienen dos partes: la parte dinámica, que es la ejecución de la postura, y la parte estática, que es cuando la postura está construida: entonces tú te abandonas a ella, la postura te está haciendo a ti, tú no estás haciendo ásanas, los ásanas te están haciendo a ti. Hay que dejarse hacer, eso es muy importante, y para dejarse hacer, ¿Qué es lo que hay que hacer? Abandonarse a la postura. Y abandonarse significa relajación ….

Madhava.

2 thoughts on “El ásana”

  1. Mi respuesta es gracias.
    Llevo algunos años practicando hatha yoga y para mí ha sido un verdadero descubrimiento. Un descubrimiento de una herramienta que en algunos momentos, malos, me ha ayudado. Parece poco, pero para mí es mucho.
    No soy un asiduo practicante ni un Santo lleno de virtudes. Incluso algunas veces durante mi práctica me he descubierto en piloto automático, pero, aún así, estoy seguro de que el yoga, las ásanas, me han hecho crecer como persona y han mejorado mi vida.
    Gracias

    1. Hola Rafael, posiblemente los Santos no necesiten hacer Hatha Yoga, pero el resto… posiblemente si lo necesitemos, la postura es una escusa para centrar la atención y con esa actitud atenta que indicas y perseverancia, mas pronto que tarde se observan sus beneficios, si para el cuerpo físico son buenos, mayor son los beneficios para nuestras dispersas y ajetreadas mentes. Muchas felicidades y gracias gente como tu es la que nos da sentido a lo que hacemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies